Sölden inaugura un nuevo telecabina de récord

Publicado el por NievePolvo

Giggijoch, el nuevo telecabina de Solden. La estación austriaca de Sölden acaba de inaugurar un nuevo telecabina de última generación que se ha convertido en el remonte mecánico con mayor capacidad de transporte de personas por hora (4.500) de todo el mundo.

Los pasajeros son transportados desde el pueblo de Sölden, a 1.362 metros hasta la cima de la montaña Giggijoch, a 2.283 metros de altitud, salvando un desnivel de 921 metros y una distancia de 2.648 metros, en un tiempo récord de ocho minutos, un viaje que solía durar cerca de 15 minutos con la anterior cabina que dio servicio desde el año 1998 y que será trasladado a la estación de Hochoetz, también situada en el propio valle de Otztal. Al reducir casi a la mitad el tiempo de viaje, el nuevo telecabina ha establecido un nuevo récord mundial de transporte de pasajeros, gracias a confortables cabinas con capacidad para 10 personas.

La sociedad Bergbahnen Sölden Mountain Lift Company, responsable de la construcción y funcionamiento del remonte, ha construido 26 nuevas pilonas, situadas todas ellas varios metros más abajo que su predecesor, para ayudar a la estabilidad de las cabinas, que se mueven a seis metros y medio por segundo, incluso con rachas de fuertes vientos, gracias a un potente motor de 1627 kW.

Las dos nuevas estaciones han sido diseñadas por el estudio de arquitectura Johann Obermoser, que ya ha ejecutó el telecabina Gaislachkogl en la propia estación de Sölden, así como el restaurante de montaña Ice Q, mundialmente famoso al ser el escenario de la Clínica Hofflier de la última película de James Bond, Spectre.

La atractiva estación base, construida por la compañía Doppelmayr, es una mezcla de hormigón y acero, que se asienta sobre una torre delgada de 13 metros de altitud, reduciendo al mínimo la superficie ocupada a ras de suelo la huella del edificio en el suelo. Los agujeros perforados en el envoltorio de acero que cubre el edificio proyectan al exterior un paisaje de los Alpes de Ötztal cuando el sol brilla a través de ellos o gracias a la iluminación nocturna.

Se disminuirán notablemente las colas gracias a un nuevo sistema de acceso y desembarque de viajeros, ya que las cabinas formarán en línea recta hasta 10 unidades juntas, permitiendo un óptimo flujo de pasajeros.

La estación superior, construida en acero y aluminio, también presenta un moderno y atractivo diseño transparente y albergará no sólo la estación de pasajeros, sino también una tienda de deportes y una zona de almacenamiento de esquí, así como un garaje justo encima de la estación donde se recogerán las 134 cabinas. Un nuevo túnel conectará la estación superior con el restaurante Giggijoch, situado a unos 200 metros de distancia.

El nuevo telecabina Giggijoch se convertirá, sin duda, en otro icono arquitectónico y tecnológico para la estación tirolesa de Sölden, situada a la vanguardia en infraestructuras de las estaciones de esquí de todo el mundo.