El documental que descubre los secretos de la estación de esquí de Corea del Norte

Publicado el por NievePolvo

estación de esquí de corea del norte

Durante el pasado mes de febrero de 2017, se filmó una asombrosa película de la mano del cineasta Jackson Kingsley y protagonizada por Jamie Barrow, el snowboarder más rápido de Gran Bretaña.

El escenario no es otro que la República Popular Democrática de Corea, uno de los países más aislados y secretos de todo el mundo y que, en los últimos tiempos, está siendo noticia en todo el planeta por sus amenazas bélicas y ensayos nucleares. El objetivo del documental es, concretamente, uno de los mayores orgullos de la Dinastía Kim, la estación de esquí de Corea del Norte llamada Masikryong, a 200 kilómetros al este de la capital del país, Pyongyang.

 

Tras ser citados en Pekín, Barrow, Kingsley y el resto del equipo tomaron un vuelo directo a la capital de Corea del Norte, Pyongyang, y después de un par de días disfrutando de las maravillas de la capital norcoreana, se dirigieron a las pistas de Masikryong.

La película, producido por Cinematica Media y publicado por National Geographic, muestra cómo es por dentro este insólito complejo de esquí en el que, como era de esperar, lo que no falta es espacio para esquiar y disfrutar de sus instalaciones puesto que apenas hay unas decenas de visitantes. En un momento de la película, Barrow no puede contener su alegría al disfrutar de la nieve polvo intacta: “Tienes que pellizcarte a ti mismo para darte cuenta de dónde estás”.

La estación de esquí de Masikryong, está situada a 200 kilómetros de la capital del país, Pyongyang. Para recorrer esos 200 kilómetros hacen falta 4 horas de coche por una carretera de hormigón, que atraviesa túneles sin iluminación y en la que se puede observar la vida diaria de los campesinos arrastrando trineos cargados de leña a través de lagos congelados y carros tirados por bueyes que se utilizan para el transporte.

La estación de esquí de Corea del Norte cuenta con 9 pistas, todas ellas de nivel principiante e intermedio, y cinco remontes (1 telecabina, 1 telesilla, 1 teleski y 2 alfombras). La pista más larga tiene casi 5 kilómetros de longitud, desde lo alto del monte Taehwa, a 1.363 metros de altitud, hasta la base del dominio esquiable, situado a 664 metros.

En la base de la estación, una pantalla gigante proyecta sin descanso vídeos en los que se aclama “la obra del querido líder Kim Jong-Un, que dedicó su arduo trabajo y corazón y alma a hacer de nuestro pueblo el pueblo más feliz y civilizado”. Una obra construida en tiempo record (menos de un año) por el ejército del régimen norcoreano.

Inaugurada en 2013, Masikryong, que en coreano significa “El paso del abrevadero”, cuenta con cerca de 400 empleados, según fuentes oficiales, que mantienen impolutas todas las instalaciones del resort, dominadas por un gran hotel con 120 habitaciones, piscina climatizada, sauna, pista de patinaje sobre hielo, museo, etc.

Por supuesto, el equipo estuvo acompañado en todo momento por funcionarios del régimen norcoreano, que se aseguraron de que las cámaras capturasen únicamente imágenes de los aspectos más civilizados del país asiático. Al final del film, Barrow dice: “Sólo podemos mostrarte lo que se nos mostró, un pequeño fragmento de un cuadro mucho más grande”.