Whistler inaugura Cloudraker Skybridge, un espectacular puente a 2.000 metros

Publicado el por NievePolvo

Whistler inaugura Cloudraker SkybridgeWhistler inaugura Cloudraker Skybridge. La estación canadiense de Whistler Blackcomb acaba de inaugurar una impresionante atracción que hará disfrutar a los amantes del vértigo y de las vistas panorámicas.

Se trata del Cloudraker Skybridge, un espectacular puente peatonal, suspendido a más de 2.000 metros de altitud, que une Whistler Peak y West Ridge, sobre las pistas y fuerapistas del grandioso Whistler Bowl de la estación canadiense.

Como parte del proyecto se incluyen también 2 plataformas panorámicas a ambos lados del puente. West Ridge Lookout, en la cima del Whistler Peak, que ofrecerá unas espléndidas vistas de 360 grados a los afortunados visitantes del mejor complejo de esquí de Norteamérica, según numerosos galardones anuales de certámenes y publicaciones especializadas. Y Cantilever viewing deck, sobre el West Ridge, con vistas a Rainbow Mountain y Black Tusk, un volcán extinto con una aguja puntiaguda que se eleva a 2.319 metros de altitud y es, sin duda, una de las montañas más distintivas de las Rocosas canadienses.

 

El Cloudraker Skybridge está formado por 101 piezas de acero, con un suelo de rejilla de acero para que aquéllos valientes que se atrevan a mirar hacia abajo mientras recorren los 130 metros de longitud de la pasarela. La estructura está sostenida por 4 cables, capaces de soportar un peso combinado de aproximadamente 36 toneladas.

Esta grandiosa construcción forma parte de un proyecto de inversión y mejoras de 66 millones de euros, en el que se incluyen un nuevo telecabina en Blackcomb y 2 modernos telesillas, entre otras novedades.

El acceso al Cloudraker Skybridge es gratuito para todos aquellos que dispongan de un forfait de invierno o, en verano, del pase Peak 2 Peak 360, permaneciendo abierto durante las horas operativas del telesilla Peak Express.

Whistler inaugura Cloudraker Skybridge